lunes, 5 de octubre de 2009

Viderunt Omnes.Magister Perotin.



Maravilláos ante este fragmento de una de las obras maestras de la Edad Media,del maestro Perotin,insigne representante de la Escuela de Notre Dame,París,aderezada por una deliciosa selección de miniaturas de un antiguo manuscrito.
Imaginad esta música en el contexto de las Cruzadas, y acaso escuchada por algún templario que estupefacto tenía que afrontar el aterrador ataque de los "ḥaššāšīn",terribles e implacables guerreros al servicio del "Viejo de la montaña"...Aquí os dejo la historia que he sacado de Wikipedia.

En el tiempo de las cruzadas había una secta practicante del ismailismo en Irán, (es decir, una secta minoritaria del chiismo a su vez minoritario en un país eminentemente sunní) muy temida tanto por los cristianos como los propios musulmanes. A pesar de su escaso número, parecen haber aterrorizado a sus enemigos, alcanzando a personajes muy protegidos, creando la leyenda de que nadie podía escapárseles. Realizaban asesinatos estratégicos de políticos o militares. Su sumisión y fe hacia Hasan-i Sabbah fue tal, que sólo una orden suya bastaba para que cualquiera de los miembros de esta secta se quitara la vida, popularizando también la leyenda de los asesinos suicidas. No se tiene todavía muy claro si estos asesinatos los cometían bajo la influencia del hachís, o si esta droga era consumida posteriormente para tranquilizarse (ésta es la teoría más aceptada actualmente). Esta secta pasó a conocerse comúnmente con el nombre de Hashsha-shin. El líder fundador de esta secta se llamaba Hassan Al Sabbah, el cual era conocido como "El viejo de la montaña". Hashsha-shin en inglés dio lugar a "assassin",y en español a "asesino".

2 comentarios:

  1. sicamu balla kaka de musica escucha flamenco

    ResponderEliminar
  2. lo ke mas me mola son las pinturas ke hay mientras se oye la musica

    ResponderEliminar